tarotistas buenas

Tarotistas Buenas, ¿Cómo descubrirlas?

Es común que en casi cualquier esquina de cualquier ciudad podamos encontrar a algún tarotista que se diga uno de los más capaces del mundo.

Incluso con el mundo actual, a través del Internet, podemos encontrar a muchos de estos ofreciendo sus servicios a distancias.

Pero la pregunta ideal es si son realmente tarotistas buenas. Claro que algunos buscan de estafar y muchos sabemos que conseguir a las realmente capacitadas es una cuestión bastante difícil.

 

Sin embargo, no debes preocuparte en absoluto, te mostraremos algunos tips para poder descubrir a los buenos tarotistas sea por su capacidad con las cartas del tarot como por la experiencia que puedan demostrar al momento de realizar tu consulta.

 

Un vidente profesional serio no emitirá juicios de valor cuando es consultado por un cliente.

Esta persona nace con el talento y con la habilidad de poder predecir el futuro de otras personas y así orientarlos a acomodar y a guiar sus vidas.

 

Una de las cosas interesantes es que por lo general, los tarotistas empiezan a desarrollar sus capacidades desde muy jóvenes puesto que son sensibles a ciertos cambios en su manera de ver las cosas y en especial el porvenir.

 

Es la experiencia lo que les brinda la capacidad de entender el significado exacto de todas las cartas del tarot distribuidas en arcanos mayores y menores con las diferentes combinaciones existentes.

 

Claro que hay muchas formas de saber cómo un “tarotista” nos intenta estafar. En cuestiones que se ven desde las preguntas que nos pueden llegar a realizar, como también en la forma de escuchar y abordar ciertos temas.

 

También en su forma de manejar las cartas y la explicación de las mismas hacia los demás. Sea como sea, la intención es que sepas cómo descubrir tarotistas buenas una vez que las tengas en frente.

 

¿Cómo descubrir tarotistas buenas?

En el mundo que estamos viviendo es común que encontremos pseudo tarotistas que quieran engañar a cualquier cantidad de personas solamente para lucrarse un poco.

 

Existen ciertas maneras para que podamos llegar a confiar verdaderamente en la vidente que nos aborde. Ciertas actitudes y maneras de actuar demostrarán que son realmente profesionales destacadas que darán el mejor de los trabajos.

 

Un verdadero profesional en esta materia te escuchará y no te interrogará con respecto a nada. Así que si buscan de hacerte diversas preguntas que no tienen nada que ver con el tema o algo similar, entonces comienza a dudar de la persona a la que estás contratando.

 

Una verdadera consulta se lleva a cabo con el menor número de preguntas posibles y las tarotistas buenas solamente querrán saber cuestiones específicas como tu nombre, las cosas que te preocupan, fecha de nacimiento y edad.

 

A decir verdad, el mejor tarot barato escasea desde hace algunos años y esto no es nada raro, puesto que poco a poco, con el incremento de la tecnología se ha bajado el nivel de los que han nacido con estas habilidades naturales.

 

No existen muchos que puedan ser capaces de explicar cada una de las cartas que vayan apareciendo en las tiradas y cómo estas interfieren mientras se vaya desarrollando la consulta.

 

Como dato extra, debes saber que una tarotista de confianza se concentrará completamente en la tirada de cartas y no dejará que nada de lo que suceda pueda perturbar ese momento de concentración.

 

Estas especialistas en peligro de extinción sabrán encontrar verdaderas respuestas y soluciones a cualquier problema que pueda llegar a tener cualquier cantidad de personas en sus vidas.

 

Otro dato interesante es que debes tener bastante cuidado de aquellas videntes que ofrecen su trabajo a un precio extremadamente bajo.

 

Un verdadero especialista cobra lo que realmente cuesta la consulta, un precio justo por ayudar a aquellos que no encuentran una solución factible ante todos sus sufrimientos.

 

Cabe destacar que es bueno tener en cuenta que los precios excesivamente altos tampoco aseguran mejores videntes, por tal razón, si ya estás en plena consulta, desconfía de quienes te quieran cobrar más en medio de la consulta para rituales que no has pedido.

 

Hablando de buenas videntes

Estas son totalmente sinceras, sea cual sea la situación. No intentarán ocultar la verdad aunque pueda hacer sentir mal a cualquier persona.

Aunque bien está que tampoco querrán hacer sufrir a nadie ante cualquier cosa que suceda. Una tarotista buena no te dirá lo que quieres escuchar solamente para que le caigas bien o algo similar, sino que estará de acuerdo con decirte solamente lo que tengas que oír, para bien o para mal.

 

Como bien es de saber, la sinceridad es realmente importante en este arte. Todo porque el nivel de aciertos son los que hacen a los clientes volver una y otra vez y construyen esa confianza en las personas para poder pedir ayuda en cualquier momento en que realmente lo necesiten.´

 

Las tarotistas buenas han pasado largo tiempo construyendo relaciones y caminos con sus clientes, logrando así su fama. Estas suelen ser bastante recomendadas por otras personas que ya hayan gozado de sus favores.

 

Estas suelen ser bastante intuitivas y te ayudarán para que puedas ver con claridad todas las opciones que se presenten en tu vida. De esta manera podrás tomar el camino que mejor te parezca bajo la guía de una mano rebosante de empatía, honradez y sinceridad.

 

Duda de aquellos tarotistas que tengan dudas al momento de estar haciéndote una lectura. Cuando estos no pueden hablar con seguridad debes desconfiar ya que no son capaces de construir un ambiente agradable y de paz.

 

Esto por lo general sucede con aquellos inexpertos que podrían crear más bien un lugar tenso, lleno de ansiedad y que discordia. Para este tipo de momentos debemos saber que la consulta no nos brindará ninguna ayuda verdadera.

¿Cómo saber si el tarotista es malo?

Aunque algunas veces puedan llegar a parecer verdaderos profesionales del tarot, hay algunos rasgos que podemos definir como los más comunes para lograr identificar a los falsos videntes.

Por lo general estos estafadores suelen ser demagogos, quieren tener siempre la razón, suelen ser bastante egoístas y altaneros en gran medida.

A estos solo les importa el dinero, tienen un alto nivel de egocentrismo, quieren dominar todo lo que suceda y buscan de cobrar dinero extra inculcándoles el miedo a las personas de cosas que ni ellos mismos pueden explicar con exactitud.

Es común que ante estos tarotistas que dicen ser buenos podamos llegar a salir de la consulta nerviosos y con más dudas de las que teníamos al principio.

Debes tener presente que las tarotistias buenas irán acertando poco a poco en muchos detalles tanto del pasado como del presente. Esto permitirá que se cree un ambiente de confianza armónico y mutuo.

Las personas que se especializan en este oficio buscan la manera de guiarte en el futuro con datos precisos al describir hechos de forma ordenada para que puedas comprender y saber manejar bien todo lo que acontezca.

Los videntes completamente preparados te buscarán de hablar con delicadeza y sencillez. Te dirá siempre la verdad y destacará los aspectos positivos y negativos que pueda llegar a encontrar en tu vida y a tu alrededor.

Lo mejor es cuando llegamos a tener una confianza y conexión genuina con nuestro tarotista de turno.

Estos son capaces de percibir este sentimiento y podrán predecirte mejor el futuro. Como recomendación decimos que debemos mantenernos tranquilos y relajados para que el o la vidente puedan hacer mejor su trabajo.

La mejor conexión es sinónimo de predicciones mucho más certeras.

Características de una buena tarotista

Los verdaderos tarotistas son conocidos porque son nobles, suelen ser dulces, cariñosos y pueden transmitir una paz y seguridad a todas las personas que se realizan la consulta con ellos.

Las tarotistas buenas se gozan de sabiduría y tienen un elevado espíritu. Estos no tratan de convencerte de nada y siempre están dispuestos a escuchar para poderte ayudar.

Tampoco buscan de dar dictámenes inadecuados ante cualquier situación o lectura que puedan tener.

En cuanto al lugar, si lo que te gusta es acudir a una consulta, entonces debes desconfiar de aquellos lugares demasiado alejados, puesto que podrías estar poniéndote en peligro sin necesidad.

Si decides ir, ve con alguien para que pueda resguardarte, ya que es mejor tener compañía para no arriesgar nuestro futuro.

Antes de cualquier consulta, deberías pactar el precio y el tiempo que se tomará. EL profesional estará atendiéndote sin darte sorpresas y diciéndote también las cualidades que domina para que te sientas más a gusto.

También te orientará y te explicará sobre los métodos que usará para que te sientas mucho más seguro en todo el tiempo que dure la consulta.

Los verdaderos profesionales del tarot buscan la manera de mantener sus ojos fijos en los tuyos. Esto para buscar de leerte el corazón y todo lo que pueda estar saliendo de él.

Si el vidente con el que te encuentras no es capaz de hacer esto, debes tener bastante cuidado ya que podría expresar inseguridad o algún tipo de mala vibra que no necesitas en tu vida.

TESTIMONIOS

Las respuestas del Oraculo del Amor Si o No fueron claras desde el primer momento. Nunca pensé que una consulta al Oraculo del Amor diese para tanto.

Rocío

Tarot el Oraculo del Amor me ha ayudado a avanzar y a encontrar respuestas. Os recomiendo que probéis, que despejéis vuestras dudas. Hay muchos Oraculos del Amor pero es este el que realmente me ha ayudado.

Alma

El Tarot Oraculo Amor me ayudó en mi relación. Parece mentira, pero estaba en una situación en la que me estaban siendo infiel y no quería verlo. Estaba ciega y conseguí abrir los ojos. Ahora me siento liberada y estoy mucho mejor.

Estela

He conocido el tarot el oraculo del amor gracias a Virginia Sandoval. EL Oraculo del Amor me ha servido para darme cuenta de tantas cosas… las relaciones pueden mejorar, solo tienes que saber como.

Cecilia

Buena Tarotista

Buena Tarotista, especialista en el Tarot del Amor Si o No, y en el oráculo del amor.

Mi nombre es Virginia Sandoval y pertenezco a la cuarta generación de  Videntes y Tarotistas de mi familia lo que también me hace ser una tarotista buena. Nací el 10 de mayo de 1955 en Granada,  aunque pronto me trasladé a Barcelona a vivir.

Puedo ayudarte a resolver tus preocupaciones y darte respuestas concretas para tus consultas. Sabrás todo lo que necesitas. Soy una tarotista buena y fiable

Virginia Sandoval